Ir al contenido principal

Entradas

Intervención en la tertulia 3 24

Mi participación en la tertulia del programa 3 24 del día 25 de abril (aquí enlace). Sobre el ingreso en prisión de Jordi Pujol Ferrusola, la corrupción, las amenazas de Ll. Llach y otros temas.
Entradas recientes

De Gürtel a Lezo

El leitmotiv de la pasada semana se describe con una palabra: “corrupción”. El martes, Rajoy es llamado a declarar, como testigo, en el caso Gürtel; el miércoles, I. González y otros, son detenidos, en el marco de la operación Lezo; el jueves, revelaciones sobre los nombramientos en la Fiscalía y, en particular, en las de anticorrupción; y el viernes, detención de un empresario por pagos de comisiones y el ingreso en presión de González y algunos de sus colaboradores. Entre tanto hecho, ¿qué es lo que queda?

En primer lugar, la sensación de asco. Parecíamos acostumbrarnos a tanta porquería. No, no es posible. Más y más casos. Siempre nos queda la sospecha de si todos los casos de corrupción son los que han salido. No. Los que llegan a judicializarse y, en concreto, en vía penal, son una minoría. ¿Cuántos? Aplicando el sentido común, si no toda ilegalidad es corrupción, y no toda corrupción es penalmente relevante, y no toda la penalmente relevante es investigada, y no toda la investig…

Vieja nueva política, según Locke

John Locke escribió, allá por el año 1700, que “allí donde termina la Ley empieza la tiranía”. Es muy elocuente que el Liberalismo lockediano sea esencialmente legalista. Cuando se tiene la imagen, equivocada, del anti-estatalismo del Liberalismo, se olvida que, en sus orígenes, creía, con firmeza, en el papel del Estado. Para Locke, en su convicción inicial desde la que arranca su reflexión, el Hombre, el ser humano, nace libre e igual a los demás. Es lo que llama, genéricamente, propiedad. Vida, libertad y posesiones son, para Locke, “propiedad”. Es el nombre genérico con el que identifica los atributos de la personalidad. La mejor defensa de esa esencialidad radica en el Estado. 
La Ley, a la que todos los poderes deben obediencia, es la expresión de la voluntad de los representantes del pueblo. Es el poder supremo, pero no arbitrario, porque soporta límites. La Ley no puede hacer aquello que los seres humanos no pueden hacer, como es el de poner fin a la libertad y a la propiedad …

Inocente pero indigno

Los recientes acontecimientos sucedidos en Murcia, con ocasión de la dimisión del Presidente de la Comunidad, han vuelto a poner en entredicho la relación entre la responsabilidad política y la jurídica. El enlace es el denominado principio de presunción de inocencia. Se ha llegado a afirmar que la exigencia de dimisión, en razón de ciertas resoluciones judiciales acusatorias por la eventual comisión de delitos, ponía en cuestión la presunción de inocencia.

La política es el arte de lo posible, aplicado a la gestión de los asuntos públicos. En realidad, es el arte de ganar a los adversarios, ante el público estupefacto y sorprendido de los ciudadanos, para lo que cualquier arma vale. Y la confusión es un arma poderosa. Se parte de un principio bien asentado, considerado, incluso, como esencial para la configuración de la sociedad en la que vivimos. Este principio se convierte en parámetro para medir comportamientos, actitudes y acciones políticas. Es el caso de la presunción de inocen…

Brexit y los derechos fundamentales

El reloj se ha puesto en marcha. El Brexit ha comenzado formalmente. El Reino Unido ha enviado la carta a la Unión por la que se acoge a lo dispuesto en el artículo 50 del T.U.E. Después de más de cuarenta años de pertenencia a la Unión, el Reino Unido decide salir. Muchos son los interrogantes.

En primer lugar, el artículo 50 del Tratado de la Unión es la típica disposición, redactada en la creencia de que nunca se aplicaría. Los ordenamientos jurídicos incluyen estas disposiciones. Entre nosotros, por ejemplo, el tan polémico artículo 155 de la Constitución. Copiado de la Constitución alemana, nadie sabe cómo se podría aplicar y qué consecuencias a medio y largo plazo tendría. Lo mismo sucede con el artículo 50 T.U.E. Y, ahora, ¿qué?

Hay, en segundo lugar, un plazo de dos años, “salvo si el Consejo Europeo, de acuerdo con dicho Estado, decide por unanimidad prorrogar dicho plazo”. Un requisito de unanimidad, la cual se convierte en una poderosa arma en manos de cualquiera, incluido, …

Roma y la defensa de la competencia

La Declaración de Roma de 27 de marzo, firmada por los Jefes de Estado y de Gobierno de los 27 Estados de la Unión, con ocasión del 60 aniversario del Tratado de Roma, reafirma los grandes objetivos, valores y principios de la Unión. Es el empuje voluntarista de seguir con el proyecto de integración europea en estos momentos de gran turbulencia. El Brexit tiene el valor, no sólo real, sino también simbólico, de que el proceso hacia “más Europa” puede interrumpirse e, incluso, retroceder. El proceso lineal ascendente ha terminado; caben las retracciones. El automatismo de la mecánica lineal ha desaparecido. Los ciudadanos tienen que abandonar la comodidad de dejarse llevar; enfrentarse al vértigo de tener que recuperar el “poder”, de decidir qué es lo que se quiere hacer. La Unión vuelve a ser un proyecto de los europeos. El camino se llena de encrucijadas. Uno de ellos, es el del mercado interior.

En la Declaración se consagra el compromiso, una vez más, de trabajar para conseguir una…

Más que multa

El denominado conflicto de los estibadores ha provocado varios hechos dignos de consideración. En primer lugar, la no convalidación de un Decreto Ley. Es la primera vez que sucede en la democracia española en los últimos años, en los del bipartidismo y en los de las mayorías absolutas. El único precedente es del año 1979. Es la confirmación del cambio político que se ha producido en España. Ha llegado para quedarse. Y comienza a producir sus resultados, para lo bueno o para lo malo.

En segundo lugar, la libertad y su garantía están asociadas, entre nosotros, más de lo que nos creemos, con Europa. La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 11 de diciembre de 2014 concluye afirmando que: “el Reino de España ha incumplido las obligaciones que le incumben en virtud del artículo 49 TFUE [libertad de establecimiento], al imponer a las empresas de otros Estados miembros que deseen desarrollar la actividad de manipulación de mercancías en los puertos españoles de interés gene…