Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

"Los nacionalismos no soportan la complejidad"

"Los nacionalismos no soportan la complejidad". Así lo ha afirmado el gran historiador José Alvarez Junco en una entrevista publicada en El País (aquí). El nacionalismo es homogeneizador y nada tolerante. Es significativo que tanto en Cataluña como en Escocia (aquí) demuestran, incluso, violentamente, la intolerancia respecto del disidente, del partidario de la unión. Junco ha construido en su famoso libro Mater dolorosa la explicación más solvente de la evolución del nacionalismo español e, incluso, su ausencia o inexistencia. Sin embargo, también ha caído víctima de la simplista visión de la realidad española actual. El empeño en mantener vivo la marca del autoritarismo y la falta de tolerancia entre nosotros. A la pregunta sobre el franquismo hoy dio la siguiente respuesta.

¿El franquismo arroja alguna sombra aún? La más clara, la falta de espíritu cívico. Una dictadura marca el paso. Si te apartas de la fila recibes un golpe. El día en que te dejan de dar golpes te sales …

Uber, la alegoría de la impotencia del Estado (y de su necesidad).

El Estado ha recibido tantas definiciones como autores. Hay algo en lo que todas coinciden: el poder. El poder que, además, no admite límites: la soberanía. Ésta es la cualidad sobresaliente. Hermann Heller (1891-1933), el gran jurista alemán, lo definía como una "unidad de dominación, independiente en lo exterior e interior, que actúa de modo continuo, con medios de poder propios, y claramente delimitado en lo personal y territorial". Unidad de dominación; independencia interior y exterior. Y llega una aplicación para los teléfonos móviles como Uber y la unidad de dominación, ni domina, ni puede dominar. El poder parece, se ha agotado. El Rey está desnudo. Puede hacer ostentación de sus méritos, pero está completamente desnudo.

La empresa Uber fue fundada como UberCab (2009), pero la protesta de los taxistas de San Francisco redujo su nombre al actual. Desde sus orígenes, los taxistas son, con sus críticas y huelgas, su principal canal publicitario y, además, gratuito. Así h…

Petróleo para la manipulación

Es imposible sustraerse a la polémica de las prospecciones. Lo he podido comprobar durante mis vacaciones. La conferencia que impartí en la Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria, invitado por su amable director, Tomás Van del Valle, me permitió corroborarlo. Es lógico. Por un lado, la importancia económica y social del asunto es innegable; y, por otro, los nacionalistas están utilizando todos los medios a su alcance, que son muchos, para extender la especie de que la mera perforación producirá una suerte de estallido de una burbuja que arrojará millones de toneladas de petróleo sobre las costas de las islas, lo que arruinará el turismo y producirá, encima, el desabastecimiento de agua de la población. ¡El fin del mundo! Sí, el fin del mundo.

Cuando la polémica se plantea en estos términos, los que disienten son los aduladores de los demonios más terribles y, en última instancia, del dinero, el cual es, además, de una multinacional. Me ha asombrado la insistencia en esta…